En comunicación el cuándo es tan importante como el qué

Una de las primeras cosas que se aprende en Periodismo es la importancia del «qué»: qué es noticia y qué no. La explicación más simple era que si interesa a tu lector, entonces es noticia. Este principio, con dos siglos de antigüedad (si no más), es el que rige técnicas de marketing online como el branded content, el inbound marketing y el storytelling. Todos ellos ponen el foco en lo que verdaderamente quiere el público, apostando por la creación de historias con contenido de calidad. Esta técnica narrativa, que ya usaba Larra en el siglo XIX, se ha convertido en un básico en las estrategias de marketing y comunicación online. La importancia del «qué» es indiscutible pero no lo son menos otros conceptos como quién, cómo, por qué, dónde y cuándo.

Sobre todo, el «cuándo» cobra especial relevancia pues a la hora de comunicar si no se tiene en cuenta el momento corremos el riesgo de que pase desapercibido, sea eclipsado o, peor, se vuelva en contra por lo inoportuno.

El pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, nos ha dejado un par de ejemplos. Uno de ellos es el caso de una conocida firma internacional de cosméticos que desde su cuenta oficial de Twitter en Argentina pensó que este día era un buen momento para promocionar algunos hábitos de belleza como muestra de entidad de la mujer de hoy en día.

Ya en España, otro ejemplo es el que nos daban los Medios ese día que informaban, por un lado, sobre las dos proposiciones no de ley registradas por Podemos y Compromís para quitar del nombre del Congreso la fórmula «de los diputados» como medida simbólica de igualdad, para minutos después dar a conocer el resultado de la brecha salarial de género, elaborado por Eurostat.

Ambos partidos políticos consideraron que el mejor momento para este gesto simbólico era registrar sus proposiciones el 8 de marzo. Con lo que no contaron era que ese mismo día la agencia estadística de Bruselas daba a conocer la brecha salarial de género que existe en España y que es la sexta más alta de la Unión Europea. Según Eurostat, en 2014, la retribución media de las mujeres españoles fue un 18,8% inferior a la de los hombres. La realidad objetiva de estos resultados dejaba en una posición difícil, por no decir ridícula, la propuesta simbólica de los políticos.

Tanto Podemos como Compromís y la firma de cosméticos no tuvieron en cuenta la importancia que tiene el «cuándo» y saber identificar la oportunidad para comunicar bien.

Por Támar Salazar, consultora sénior de Estudio de Comunicación. España.

@TamarSalazar

,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.