Europa pierde la batalla de la imagen


ABC, 11/12/2011.-
 Según contaba ABC el pasado domingo, en Miami siete comunidades autónomas tienen siete «embajadas» y el Estado Central seis organismos diferentes. Todas estas instituciones públicas gastan dinero de los españoles para defender los intereses y la imagen de España y sus autonomías, eso sí con desconocidos resultados. Es un hecho que la prensa de Florida rara vez se hace eco de noticias de nuestro país y mucho menos de nuestras Comunidades. Mientras, en el mundo asistimos a una batalla de imagen que hace esta cuestión de por sí ridícula, prácticamente irrisoria. El problema es que la risa nos cuesta a todos los españoles cientos de millones de euros, y, para mí más grave, demuestra que estamos perdidos en el camino equivocado.

Si analizamos los datos, Europa no está peor que EEUU, o al menos no esta peor en muchos de los parámetros dela economía. Tampocoestá peorla zona Eurode lo que lo está el Reino Unido y, sin embargo, la libra y el dólar aparecen a los ojos del mundo como refugios seguros ante la tormenta del Viejo Continente.

Mucho tienen que ver en esa batalla las cuestiones de imagen pública y ahí si es cierto que tanto USA comola Gran Bretañanos ganan por goleada. Analicemos sino las cuestiones básicas que conforman hoy en día la imagen pública. Los portavoces, por ejemplo. Frente a un Obama que habla él sólo en nombre de la aún hoy mayor potencia del mundo, se enfrentan varios portavoces de Europa, descoordinados la mayor parte de las veces, encabezados por Van Rompuy, Durao Barroso, Sarkozy, Merkel y compañía… Solo la foto de Obama, que todo el mundo sabe que manda y tiene poderes para ello, en rueda de prensa conjunta con los supuestos dos lideres europeos, Barroso y Van Rompuy, que no tienen poderes ni mandan, es suficiente para que los mercados elijan quién es y será el ganador.

Los americanos y los británicos tienen un mensaje único, que transmite credibilidad y seguridad a los mercados, defienden con un criterio único sus monedas y sus políticas económicas. Por el contrario, Europa yla zona Eurousan varios mensajes, muchas veces contradictorios. No da mucha seguridad que los dos líderes de los dos supuestos países líderes de Europa, uno defienda los bonos europeos y el otro los ataque con igual ímpetu. Si uno lee atentamente los periódicos se encuentra, un día sí y otro también, un articulo de un premio Nobel, de un líder de una escuela de negocios o de una prestigiosa universidad, por supuesto todos de EEUU, que defienden su economía con el mismo ahínco que señalan a Europa como fuente de todos los males. Tampoco parece casualidad que las famosas agencias de calificación, prácticamente todas ellas norteamericanas, juzguen con mucha mayor severidad la deuda de países como España que la deuda de su propio país, mucho más alta y abultada quela nuestra. Unarbitro no puede pitar un partido del equipo de su pueblo porque, cuando menos, su credibilidad generaría serias dudas, sobre todo si continuamente señala penalti al contrario.

Los europeos, mientras tanto, continuamos ocupados en nuestros países pequeños, con líderes pequeños que no pueden competir en un mundo globalizado contra potencias como USA o China, por poner algún ejemplo. Y no parecemos preocupados de que con una economía tan mal gestionada como las otras, porque todos los países del mundo están endeudados por encima de sus capacidades, la nuestra parezca tener un problema mucho mayor y mucho mas difícil de arreglar por, entre otras cosas, cuestiones de imagen.

¿Y en España? Pues aquí seguimos gastándonos el dinero en embajadas de pueblo, que solo sirven para ganar votos internamente a incautos que no se dan cuenta de que deberíamos estar trabajando para tener embajadas europeas, lideres europeos, mensajes europeos, economía europea…sino queremos quedarnos como unos paletos de los que se reirá el resto del mundo porque creían que eso del estado de bienestar era para siempre.

Es cierto que primero es necesario construir una realidad de Europa seria, con capacidad de decisión, con liderazgo, con criterios fiscales y económicos uniformes. Pero también es cierto que Europa debe preocuparse y ocuparse de la imagen pública que transmite al resto del mundo. A día de hoy, desde luego, inmensamente mejorable.

, ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.