Madrid-Barça: valores e imagen pública


prnoticias, 28/12/2011.-
  Confieso que me gusta el fútbol y que soy del Real Madrid, después del R. Oviedo. Reconozco que el Barcelona actual es un equipo fantástico, del que solo no me gustan algunos números de teatro antideportivos como los de Alves, Busquets o Piqué. Pero coincido plenamente con las declaraciones de Iniesta en las que aseguraba que «en los clásicos de fútbol, como en la vida, no vale todo».

Creo también que Marcelo es un buen jugador, cada día mejor. Pero, dicho todo eso y después de ver el último partido Madrid-Barcelona, me quede triste, por la derrota y por la imagen de un Marcelo negando la mano a Piqué, segundos antes de que el himno del R. Madrid resonara en el Bernabeu y proclamara que los jugadores de ese Club «cuando pierden dan la mano, sin envidias ni rencores, como bueno y fiel hermano».

El Real Madrid y el F.C. Barcelona son dos clubs de fútbol, uno de Madrid y otro de Barcelona. Pero también son dos empresas y dos de las empresas españolas cuya imagen pública y marca son más conocidas mundialmente, por no decir las que más y reconociendo la transcendencia de otras marcas nacionales muy valiosas como Zara, Santander o BBVA.

En cualquier empresa que tenga vocación de liderazgo, tanto internamente como externamente, son fundamentales los valores que definen a la organización, que van configurando un estilo, una manera de hacer, una Identidad Corporativa que se transmite, crea marca y diferencia a la empresa frente a sus competidores. Esos valores forman parte de los intangibles, y tienen una valía reconocida y sustentan la imagen de cualquier compañía y sus productos. Por eso, los empresarios, los directivos y también los responsables de Comunicación deben empeñarse en identificarlos, mantenerlos vivos y defenderlos como algo esencial. Una empresa con valores claros, puede motivar mejor a sus empleados y ser más apreciada por sus clientes que otra que no los tiene. Una Identidad Corporativa bien definida es más fácilmente identificable que otra que no lo es y, por lo tanto, una empresa que tiene una buena Identidad Corporativa es más competitiva.

Cuando hablamos de compañías como son el Real Madrid y el Barcelona, además de las obligaciones propias de su condición de empresa, tienen unas particulares que emanan de su liderazgo y que son la ejemplaridad y la vanguardia. Los líderes pueden y deben hacer cosas que los demás no están obligados a hacer. Y los empleados de esas compañías líderes también están obligados a ser ejemplo. Ser parte del equipo de una gran empresa no sólo comporta derechos, también obligaciones. Y los empleados deben colaborar en mantener el compromiso con los valores de su compañía y en la difusión de los mismos. La Comunicación empresarial es eficaz cuando es un compromiso de todos, porque todos los componentes de una empresa son portavoces de la misma. No es suficiente con delegar la Comunicación en un departamento o en una empresa externa.

Es cierto que los presidentes del Real Madrid y el F.C. Barcelona hicieron en este clásico un serio esfuerzo por trasmitir imagen de deportividad. También es cierto que al final del partido muchos jugadores madridistas, con su capitán Casillas al frente, dieron la mano a sus adversarios después de la derrota, no como Marcelo. En cualquier empresa, el compromiso con los valores, la creación de identidad corporativa y la Comunicación no son sólo tarea de los directivos, toda la plantilla debe estar alineada y comprometida en el esfuerzo. La imagen pública de una marca debe ser cosa de todos.

Puede leer el artículo en prnoticias.

, ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.