#Comunicaciónfinanciera: Más interés en el MAB

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) se ha endurecido, pero el deseo y la necesidad de aumentar la financiación de las empresas continúa, como se ha hecho patente con el reciente debut de la ingeniera Clerhp y el aumento de interés de sociedades anónimas cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis) por pasar a cotizar en el MAB.

Sin lugar a dudas, para evitar casos trágicos como el de Gowex, el MAB se vió obligado a actualizar y endurecer su reglamento para que las empresas que aspiraban a formar parte de este mercado suministraran una información transparente y rigurosa. Para que el MAB funcione, es necesario que se cumplan unos sistemas de control de auditoría para que pueda certificarse la calidad y la exactitud de la información y obtener así la confianza de los inversores. Una de las novedades que recoge la regulación actual del MAB es que cuando las empresas superen los 500 millones de capitalización bursátil durante un periodo de más de seis meses, la compañía dispone de un plazo de nueve meses para pasar a cotizar en el Mercado Continuo. Otros cambios han sido que las compañías deberán contar de un Auditor para Entidades de Interés Público y emitir un Informe de la Comisión de Auditoría, que habrá de constituirse con mayoría de consejeros  independientes y ser presidida por independiente. Además, los auditores registrados están sujetos a la supervisión de la CNMV, el Banco de España o el ICAC.

Lo cierto es que una compañía que se plantea pasar a formar parte del MAB para obtener un mayor respaldo accionarial, reforzar su situación financiera y potenciar su crecimiento, se sitúa de golpe en un momento especialmente novedoso y decisivo que le obliga a un cambio de mentalidad. La compañía va a tener un nuevo “producto” que vender a un “cliente” también nuevo para él. Es el momento de generar confianza entre los potenciales inversores. Es el momento de comunicar una realidad de la empresa hasta ese momento desconocida. Porque para ganar notoriedad y una buena imagen es necesario ‘poner de largo’ a la compañía con los mejores atributos de solvencia y profesionalidad. Nadie va a invertir en una sociedad que tenga una imagen empañada o débil. El inversor tiene que creer en el proyecto de futuro de esa compañía que tiene que presentar un plan dotado de credibilidad.

La suma de la gestión profesional del auditor, el banco colocador y una consultora de comunicación que le ayude a transmitir con eficacia los mensajes adecuados a todos sus públicos objetivo, inversores, accionistas, analistas, autoridades bursátiles y medios de comunicación, será una garantía para el éxito de la operación.

Es cierto, que hace unos días, el Índice MABIA -media de los valores que componen el MAB para resumir el comportamiento de los diferentes valores que cotizan en él en un único dato- fue negativo. Pero también es cierto que en un momento de inestabilidad política y ralentización de la economía, el Mercado Alternativo Bursátil sigue haciendo sus deberes, imponiendo reglas más rigurosas que ayuden al control de las empresas. Y también bulle: Clerhp se estrenaba en parqué la pasada semana, otras como Neuron o Euroespes han tenido dignas revalorizaciones… Como apuntaba al principio parece que, entre las socimis, sigue habiendo flujo de inversión.

Hay que seguir confiando y empujando a este Mercado que, pasito a pasito, ya cuenta con 34 empresas.

Victoria Magro, consultora sénior de Estudio de Comunicación.
@VictoriaMagro

,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.