No quiero coche oficial

  

Los concejales electos por el partido UPyD al Ayuntamiento de Madrid, comunicaron -cumpliendo su programa electoral- que no quieren el coche oficial que el Ayuntamiento pone a su disposición después de haber ganado su «plaza» en las pasadas elecciones. Es un gesto de austeridad digno de mención en un municipio, el liderado por Alberto Ruiz Gallardón, que se ha distinguido por su imagen de dispendio y lujo en momentos de grave crisis.

El Ayuntamiento de Madrid es el mas endeudado de España y, mientras la crisis castigaba a los ciudadanos, el Alcalde Gallardón y su equipo -por ejemplo- remodelaban un suntuoso palacio para sede de sus despachos oficiales, en la Plaza de Cibeles, que ha costado cientos de millones a los madrileños.

En política son muy importantes los gestos, porque los gestos comunican y son generadores de imagen. En momentos de crisis, cuando la clase política esta muy cuestionada, es necesario dar un paso al frente y trasmitir -también con gestos- un compromiso de austeridad. Creo que los asesores de imagen de UPyD aciertan claramente y verán recompensados sus gestos por el aprecio popular. Todos los madrileños se preguntan si son necesarios los cientos de coches oficiales, despachos, asesores, etcétera, etcétera, que «adornan» a nuestros políticos. Y mucho más se lo preguntan en estos momentos de paro e incertidumbre. La Comunicación política debe dar respuesta a las preguntas de los electores y gestos como el de rechazar el coche oficial son buenos para poder trasmitir confianza a los ciudadanos. ¡Ojala Gallardón aprendiera algo de UPyD!

,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.