#SALUD: Wikipedia, ¿fiable en temas de salud ?

Debemos ser muy precavidos a la hora de consultar temas de salud en Wikipedia y, sobre todo, no tomar al pie de la letra todo lo que allí está escrito sobre esta materia. Y es que esta teórica enciclopedia universal online contiene, a pesar de sus normas de calidad, mucha información errónea o falsa en sus publicaciones sobre salud, según se desprende de un estudio liderado por el doctor Robert Hasty, de la Escuela de Medicina Osteopática Campbell de Carolina del Norte, y publicado recientemente en la revista Journal of the American Osteopathic Association.

En el estudio, los autores compararon entradas de Wikipedia relativas a las diez afecciones más costosas en Estados Unidos en términos de gasto (enfermedades cardiovasculares, cáncer de pulmón, depresión, diabetes, artrosis, problemas de espalda, asma, etc.) con la literatura médica y observaron que la mayoría de ellas contienen “muchos errores”. Además, en el 90% de las mismas había afirmaciones que contradecían las indicaciones oficiales, algo muy preocupante si tenemos en cuenta que Wikipedia es, según recalca la investigación, » el sexto sitio más popular en internet», según la lista de Alexa.com, por detrás de Google, Facebook, YouTube, Yahoo y el sitio chino Baidu.

Con estos datos sobre la mesa, no cabe duda de que los pacientes no debemos utilizar Wikipedia como fuente de información principal. «Sus artículos no pasan el mismo proceso de revisión que los que se publican en las revistas médicas», explica el doctor Hasty, al tiempo que señala que precisamente por esta razón también «nos preocupa que el 70% de los estudiantes de Medicina utilice Wikipedia de vez en cuando».

Tras la publicación del estudio, el portavoz de Wikipedia en Reino Unido, Stevie Benton, apuntó, por su parte, que la muestra analizada en la investigación «es pequeña y puede no ser representativa» y aseguró que aunque en Wikipedia cada entrada puede ser editada por cualquier persona, muchos voluntarios profesionales de la salud revisan las páginas para corregir las inexactitudes. También adelantó que hay “muchas iniciativas en marcha para ayudar a mejorar los artículos, especialmente aquellos relacionados con la salud y la Medicina”. Aún con todo, “es crucial que las personas con dudas sobre su enfermedad hablen con su médico antes de consultar en cualquier sitio de Internet”, recordó.

Conclusión final: «el mejor recurso» para las personas preocupadas por su salud es sin duda el médico.

Por Rosa María García, Jefe Área Salud de ESTUDIO DE COMUNICACIÓN.

@rosamgllorente

,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.