Si no se conoce, no existe

Durante muchos años acudí a la espléndida y cuidadísima pero pequeña Iglesia del Convento de Las Trinitarias Descalzas de Madrid. Un día, sin saber de su existencia, entré por casualidad. Se estaba celebrando una misa: no más de diez monjas de clausura, ocultas desde el coro, cantaban afinadas. Aquello me gustó muchísimo.

Muchas razones me hicieron repetir la experiencia, pero les aseguro que una de ellas fue la de descubrir que aquella iglesia albergaba bajo sus piedras a D. Miguel de Cervantes. En la pared izquierda del altar, una placa contenía talladas palabras que anunciaban la posibilidad de que el ingeniosísimo autor de El Quijote, muerto en 1616 estuviera allí enterrado. Nada más y nada menos. Más morbo me producía saber que muy poca gente lo conocía.

¿Cómo era posible que un hecho tan relevante, no lo conociese nadie? Además había otra añadida casualidad: los restos de Cervantes se encontraban en una iglesia sita en la calle Lope de Vega, y en la paralela, la calle de Cervantes, estaba (y está) ubicada la casa de Lope de Vega. Así de curioso, y así de bonito. Ambos escritores tuvieron mucha relación con la Orden de Los Trinitarios.

La cuestión es que el historiador Fernando de Prado se empeñó en llevar a cabo la investigación que confirmara que allí se encontraban los restos de “El Manco de Lepanto”. Razones había para que allí estuviera. Verán ustedes: Cervantes, al enterarse de la construcción de la iglesia en 1612, muy cerca de donde él vivía, se puso al servicio de los Trinitarios porque fue esta orden la que le liberó de su cautiverio en manos de los musulmanes y, por ello, poco antes de morir, pidió la merced y autorización de los trinitarios para poder enterrarse en el convento, lo cual, en aquel tiempo, era todo un privilegio.

Con estos datos, de Prado movió Roma con Santiago para poder llevar a cabo el proyecto. Finalmente, consiguió los permisos del Arzobispado, la Orden de Las Trinitarias Descalzas y la consiguiente financiación del Ayuntamiento de Madrid. El 17 de marzo, el conocido antropólogo Echevarría en una rueda de prensa en Madrid, junto al equipo de investigación, declaraba que “las coincidencias y las no discrepancias nos llevan a considerar que allí estaría Cervantes en términos razonables». La imposibilidad de realizar una prueba de ADN, hace que sea difícil comprobar al cien por cien que los huesos sean de Cervantes. Sin embargo, la historia y el hallazgo de un ataúd con las siglas M.C., hacen coincidir a la mayoría de los investigadores que Cervantes está allí sepultado.

Esta noticia que algunos han despreciado, en mi opinión, es importantísima. Esta información añade valor a la ciudad de Madrid y la sitúa aún más en una posición importante en el ámbito internacional. Estoy convencida de que si se difunde la noticia de forma correcta y a los públicos adecuados, además de crear las herramientas y servicios necesarios para que iglesia y convento sean visitados, no sólo el turismo local o nacional lo hará, sino que el internacional tendrá una motivación más para conocer Madrid y el lugar donde el gran genio está enterrado. Además, este hecho se enlaza con el mercado de la lengua española, una oportunidad que debemos aprovechar.

Acciones así no requieren de mucha inversión, sino de ganas y esfuerzo. Generan empleo y riqueza, y cultura, que por cierto, no viene nada mal. Y es que, si no se conoce, no existe.

Por Constanza Ribas, consultora sénior de Estudio de Comunicación. Madrid

@ConstanzaRibas

, ,
One Comment
  1. maria teresa bertrand 18 mayo, 2015 at 1:15 pm Responder

    Realmente es un descubrimiento importante que debería divulgarse a toda costa, porque por ejemplo Buenos Aires hace pagar para ver la tumba de Evita Perón, que es una descamisada en comparación de Miguel de Cervantes…..

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.