Personalización de producto

A los que nos dedicamos a la Comunicación, nos fascina lo que puede conseguir una buena campaña. Una idea genial en la era de Internet se multiplica, exagerando un poco, hasta el infinito.

Los responsables de marketing de Coca-Cola en Australia, en 2011, preocupados por  el descenso del consumo de su producto, tuvieron la idea de personalizar las latas y con ello inmediatamente consiguieron subir las ventas un 7% y sobre todo tuvieron un 870%más de entradas en Facebook.

Ahora lo han implantado a nivel mundial y le van a dar todas las vueltas de tuerca que sea posible, porque a la gente le gusta tener su producto personalizado, no sólo con su nombre sino poder compartir esa lata de Coca-Cola con sus amigos.

En España no sé cuanto han subido las ventas, pero su web ha tenido ya más de 500.000 visitantes únicos de los que más de la mitad son nuevos y ha producido más de 350.000 tweets. En fin todo un éxito que seguirá, porque es un formato que ofrece muchas posibilidades y además, como dice Sonia Díaz, Directora de Estudio de Comunicación: “Es una forma de involucrar a las personas y hacerles sentir la marca como propia”.

Y ahora, con la Navidad, incluso alguien ha tenido la idea de usar las Coca Colas personalizadas para hecer todo un nacimiento, con su «Jesús», su «María» y su  «José»… Lo dicho, un éxito que seguirá dando juego.

Por Pilar Lladó, directora de Estudio de Comunicación España.

@PilarLlado

, ,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.